jueves, 26 de junio de 2008

Blackout


(Apagón)


Supongo que los milagros sólo ocurren una vez en la vida y ya tuve el mio. Aunque al final estuviera hecho con cimientos de mentiras. De vez en cuando, entre las sonrisas y las fiestas, entre las alegrías y los abrazos, aparece un apagón. Una pantalla en negro que me avisa que la vida que he vivido era de prestado y que los momentos felices de esta no durarán demasiado, una pantalla en negro que no me deja pensar y por lo tanto no me deja elegir.


Te equivocaste de fecha ¿Lo sabías? Nadie se dio cuenta, porque nadie te conoce, porque nadie nos conoce, pero te quivocaste de fecha. Aunque tal vez ahora eso ya no importe, pero me dio un vuelco al corazón, te acordaste de mí, pero como la primera vez, te equivocaste.

¿Sabes que podría enamorarme de ti? Lo que pasa es que creo que a ti eso ya te da igual.






"No te hagas ilusiones
No te engañes
Este amor es demasiado bueno como para durar
Y soy demasiado viejo para soñar
No madures demasiado deprisa
No te aferres al pasado
Esta vida es demasiado corta como para durar
Y soy demasiado joven para preocuparme
No te hagas ilusiones
No te engañes
Esta vida podría ser la última
Y somos demasiado jóvenes para verlo"

1 comentario:

alex dijo...

Quizá la vida sea eso, iluminaciones y apagones inexplicables que hace que todo cobre su sentido, que nos permita valorar todo en cuanto tenemos o hemos tenido.
Ya se encenderá la pantalla, y tu tendras el mando para ver que canal quieres ver, o si por el contrario, quieres apagarla de nuevo.