martes, 3 de mayo de 2011

El culebrón de mangaline

Puf, mangaline. Quién me diría a mí hace unos años cuando buscaba los mangas más baratos entre las estanterías de mi tienda habitual de mangas, que mangaline me daría tantos quebraderos de cabeza.
Y es que sí, finalmente echan el cierre. Pero bueno comencemos con la historia para los que no se están enterando de nada.

Hace 10 años, cuando esto del manga volvía a resurgir cuando nadie daba dos duros por el cómic japonés y la gente pensaba que la época dorada de del mismo en España había acabado haya por los 80/ principios de los 90, varias editoriales hicieron su aparición y entre ellas MANGALINE.
Sevillana de nacimineto mangaline nos daba lo que los lectores (al menos yo) buscábamos por aquella época: Precios asequibles y series que se salían un poco de los géneros shojo/shonen que marcaban la mayoría de las editoriales (aunque siempre encontrabas cosas como la colección Pachinko, de planeta, pero bueno esa es otra historia).

La cosa es que mangaline trajo muchas cosas y al menos yo invertí en ellos (¿Mangas a 800 pesetas? ¡Kenshin (que era de glenat) me valía 1200 y casi todo lo de planeta a 1000! ¡Todo un lujo!), en fin, que compro como una tonta, y lo primero en lo que me gasto el dinero es en Angel Sanctuary. Edición respetable y manteniendo el precio hasta los 6 euros máximo. ¿El problema? Los problemas que tuvo mangaline con todo el mundo, tanto con los derechos con Japón, como con la distribuidora (Otakuland), como las disputas internas de las que a día de hoy empiezan a esclarecerse al público.

¿Resultado? Muchas de las series de Mangaline (incluido mi Angel Sanctuary), se retrasaron casi un año, algunas salieron con tomos con una calidad mediocre editados deprisa por Otakuland (que no por Mangaline), aún recuerdo esos bocadillos en japonés/español y aquellas hojas semitransparentes.
Así que la gente empieza a desconfiar con frases como "¡Si hombre para que me vuelvan a hacer lo mismo!"

En fin, que la cosa no quedó ahí sino que fue a más, durante los últimos años Mangaline nos dejaba en ascuas y sacaba las series con cuentagotas mientras todos cruzábamos los dedos porque nuestra serie adorada y querida terminara de salir.
Hasta ahora, el domingo la editorial se despidió en el salón del manga de Jerez, con una despedida bastante melodramática nos dijo lo que ya todos sabíamos, que la editorial había muerto.

En fin, vamos a intentar quedarnos con lo bueno que son las series, durante estos años he podido hacerme con varias de las series que Mangaline editó en España como son:
-Angel Sanctuary.
-Please Save My Heart
-Clover (Adoro a mi hermana)
-Siempre es domingo (>.< me gusta tanto esta serie).

Series que me he leído:

-La leyenda de Chuyan.
-Vampire Princess Miyu.

Y bueno cosas que me dejan a medias de leer y/o hacerme como:

-Berserk. (Con la de dinero que debían de ganar con ella)
-AI Revolution (A tres tomos del final ¡¡¡Tres tomos)
-Vassalord.

Etc.

Me dejaré alguna pero vamos, que así están las cosas.

3 comentarios:

tita hellen dijo...

JO-DO. Qué pasada, no sabia nada. Besotes

Rafa dijo...

Es que la historia de mangaline tiene miga... No voy a mecionar nombres, pero entre E?Z por otakuland y cierto bastardo hijo de la grandísima puta a las órdenes de cierta editorial italiana se la clavaron pero bien (uy, al final sí que he mencionado nombres [ná, tacho los nombres porque paso de que te troleen, Shei, pero supongo que sabes de quiénes hablo]). Creo que la editorial sevillana es un claro ejemplo de hasta donde puede llegar la gente con tal de que su nombre salga en negrita, en el caso del primero, o de llevarse pasta y derechos editoriales en el caso del otro. No, en serio, lo de Miguel Ángel es un tema que me duele en lo personal, y mucho. Una editorial que podría haberse convertido en lo que todos esperábamos de ella se vio limitada desde los dos años de su nacimiento por culpa de estas malas artes, y esto no hizo sino llevar a este punto muerto que, honestamente, ha tardado más de lo que esperaba.
En fin, una vez más las buenas intenciones se van al traste por culpa de la envidia, del rencor y de las ganas de popularidad y pasta. Doloroso pero predecible.
Un beso enorme, nena, y esta tarde te llamo, que ya estoy de subidón con las brujas XDDD

Javi Gallardo dijo...

Es la historia que se repite, al igual que pasó con algunas revistas de magic (que raro no?) como Serra, que fue con la que empecé, además de que tenía una sección para un cómic de un humor genial de las manos de José Follonosa, no duró mucho pronto se fue al traste. Luego también recuerdo la Urza, que era más genérica y hablaba de otros juegos de cartas. Y ahora tenemos la Cantrip, que llega tarde, mal y a rastras. En cada número que sacan se disculpan y prometen mejorar la dirección y siempre tienen alguna historia, suele pasar que las empresas independientes de este tipo acaban casi siempre mal. Pero bueno, hay que ser optimistas, y además trae sobre! jajaj

un besiño Shei