sábado, 31 de julio de 2010

El refresco más malo del mundo.




Los fallos existen y eso crea grandes inventos.
Los lapiceros con goma fueron un fallo.







Los post-it también.







Pero creo que el invento fallido que más nos gusta a todos es la gran Coca-cola. Un jarabe que se quedó a medias y que a todos (o a casi todos) nos ha enganchado).







Bien, pues hoy os traigo otro refresco, como su nombre dice, se trata de cerveza de regaliz. Y no es que se quedara a medias como jarabe, es que SABE a jarabe.







Y cuando te lo has tomado, al cabo de un rato te deja un regustillo bastante agradable a regaliz negro (que me encanta), y tú piensas "¡¡¡Pues tampoco estaba tan malo!!!" y le das un sorbo.







Y maldices haberlo hecho, porque sabe a rayos. Además cuanto más esperes a tomártelo más asqueroso está porque se va calentando.


"Carters" El refresco con el peor sabor del mundo.




Pero sólo es un consejo.

4 comentarios:

Arubeeka dijo...

Quiero probarlo!!! :D

tita hellen dijo...

La cara lo dice todo, desde luego...

El carters ese tiene pinta de ser peor que la luz de Kitt para un epileptico... en fin!

Besazos

Rafa dijo...

Jooooo. Esto me recuerda al Dr. Pepper. Todo el mundo lo odia, pero a mi me gustó. (Y el té chino ese, el que venía en la lata más dura e irrompible del mundo también me gustó XD)

Abrazo tocho,

Rafa

PD Sí, vale, sí, lo reconozco. Perdón. u.U

erika dijo...

esto me recordó a lo de: zumo de cangrejo o de montaña xDDDDD