viernes, 12 de noviembre de 2010

Pobre

El otro día fui por Serrano (no me preguntéis por qué, simplemente fui, algunas parejas van al cine y nosotros fuimos allí).
Bien, yo nunca había estado en Serrano, no por nada especial, es que suelo ir a los sitios porque es lo que toca y no por turismo, y menos en Madrid.
Pues ahí estaba yo, la verdad es que sabía que era Serrano porque me lo había dicho Aarón (yo y me terrible sentido de la orientación), por lo demás no le había dado mayor importacia... Hasta que te fijas en los detalles.
-Las calles son anchas y paseables: Para tratarse de una zona donde pasa la carretera puedes pasear tranquilamente sin molestias ¡¡¡Incluso con los obreros trabajando en la propia calle!!!
-Los obreros son invisibles: Debe de ser que no les gusta ver a hombres trabajando en la construcción o algo así, porque en vez de estar con la rejilla o al aire libre estaban tapados con paneles de cartón.
-Los cubos de basura no existen: Buena medida que se hace en muchos lugares de España, y aquí en Madrid en Serrano parece ser.
-Seguratas en todos lados: ¡¡¡No sólo en el local, si no que también fuera!!! Y en ocasiones eran hasta tres.
-Bancos abiertos: ¿Tienes tarjeta oro? ¿No? Pues entonces para ti no.
Y mi favorito:
-Ropa con precios desorbitados: Bien, te das cuenta de ellos cuando ves unos guantes de 350 y dices:"Por el amor de Dios quién se va a comprar esto" y entonces oyes a una señora por teléfono diciendo: "Hija, ¿no necesitarás guantes verdad?" Y alucinas.
Porque una chaqueta cuesta lo mismo que el sueldo de mis padres juntos.
Porque cuando estábamos cotilleando Aarón y yo desde el escaparate uno de los dependientes me miró desde dentro juzgándome. (¬¬ <-- Así).
Porque las señoras con cientos de bolsas nos miraban súper mal.
Y entonces me di cuenta que ellos no viven en mi misma comunidad.
Y que tal vez debería de estar pagando por el suelo que pisaba de lo caro que era todo.
Porque niños y niñas, me sentía pobre.
Hasta que me levanté el lunes por la mañana para ir a la universidad, primero atravesando la cola del comedor social, luego atravesando la de la oficina de empleo y antes de llegar a la estación decirle que no a la chica de azul cuando te pide 50 céntimos por enésima vez esa semana porque se le ha "olvidado" el billete.
No puede ser que todos vivamos en Madrid.

5 comentarios:

Arubeeka dijo...

A mí siempre me ha gustado más "éste lado" de la Castellana. Donde da el Sol y los obreros te dicen ¡morena! al pasar por su lado y las cañitas te las tomas tirao en el suelo a la entrada del garito donde no cabe ya un alma y las migas con chorizo te saben al paraíso!!

la reina del hielo dijo...

Yo una vez me perdí por Serrano y la gente se apartaba comi si estuviese apestada. Es otro mundo el de serrano, si

Rafa dijo...

Ah, mundo paradójico...
¿Te he contado alguna vez que en cierta ocasión chirlé unas flores en el interflora de Serrano porque necesitaba un ramo para que la jefa de prensa de Atari me pegara con él? Esta es de las buenas, recuérdame que te la cuente pa la próxima.
Las apariencias, sea como sea, molan. No hay nada tan divertido como las caras de la peña del Corte Inglés cuando vas con una tarjeta regalo de las gordas y tu chupa de cuero, que te siga un segurata por el interior de una tienda o que un grupo de tardoadolescentes apestando a ropa nueva del Tipo que se creen heavys aunque el lunes curren en el banco te pongan mala feis por entrar a un garito con camisa y el abrigo pijo de la boda.
¿Lo importante? Disfrutar las cosas buenas como dice Arubeeka, ser tú misma y descojonarte de esa señora y su hija desguantada, que ya lo decía el Chechu: "es más fásil que pase un camello por el ojo de una aguja a que un rico entre en el cielo". Y bueno... camellos hay muchos.
Oh, y si te vale de algo, el otro día me siguió un coche de maderos hasta la puerta de mi casa, parece que los abrigos de cuero y las urbanizaciones no se llevan bien XD.
Un besazo nena.

Rafa

tita hellen dijo...

Lo cojonudo es saber que su estatus muchas veces creen que compran calidad por esos precios, y los guantes de 700 que ellos compran muchas veces los ves en los chinos por 6 euros.
Todo esta en la mente. Pobres ilusos en sus jaulas de oro...

Besotes

Moon Willow dijo...

Te entiendo U_U
Yo tb me siento pobre cuando veo Quién vive ahí... Has visto alguna vez ese programa?